¿Quién es Elegua en la religión Yoruba?

Elegua, una figura central en la santería yoruba, es reverenciado como el mensajero divino y el guardián de los caminos. Se le atribuye el poder de abrir y cerrar las puertas de la vida, así como de proteger a aquellos que lo veneran, por lo cual, ¡siempre conviene tenerlo de tu lado!

Representado como un niño travieso pero sabio, Elegua se asocia con la astucia, la agilidad y la oportunidad. Su presencia es indispensable en cualquier ceremonia o ritual, ya que se le invoca primero para asegurar el éxito y la protección. En la religión católica, Elegua es a menudo sincretizado con el Santo Niño de Atocha o el Santo Niño de Praga, adoptando así una apariencia similar a la de un niño con ropajes nobles y una corona real.

Sus colores tradicionales son el rojo y el negro, que simbolizan el poder, la fuerza y la protección. Se le atribuyen amuletos como llaves, cadenas y bastones, que se colocan en altares en su honor como muestra de devoción y respeto.

Como intermediario entre el mundo humano y el espiritual, Elegua es invocado para despejar obstáculos, abrir caminos hacia nuevas oportunidades y proteger contra las influencias negativas.

Su presencia es considerada fundamental en el panteón de la santería, sirviendo como guía y protector para aquellos que lo veneran con sinceridad y devoción.

Características de Elegua y sus hijos

En la santería, se cree que aquellos que son hijos de Elegua poseen características distintivas que reflejan la personalidad y los atributos de este orisha. Los hijos de Elegua suelen ser personas ágiles, astutas y llenas de vitalidad, con una capacidad innata para resolver problemas y superar obstáculos.

Son considerados como personas con un fuerte sentido de la intuición y la percepción, capaces de anticipar situaciones y tomar decisiones acertadas. Reconocer si se es hijo de Elegua puede requerir de una consulta con un babalawo o un santero, quienes pueden realizar una adivinación para identificar los orishas tutelares de una persona.

Tener un altar dedicado a Elegua o una figura de Elegua en casa no es malo, por lo contrario, es una muestra de respeto y devoción hacia este poderoso orisha.

Para recibir a Elegua en el hogar, se realiza un ritual de iniciación conocido como "hacer santo", en el cual se le ofrecen ofrendas y se le pide su protección y guía.

Este proceso es llevado a cabo por un santero debidamente iniciado, quien actúa como intermediario entre el devoto y el orisha, asegurando que el vínculo entre ambos se establezca de manera adecuada y armoniosa.

¿Qué le gusta a Elegua?

Elegua, siendo un orisha de gran vitalidad y astucia, tiene preferencias especiales que reflejan su naturaleza juguetona y enérgica.

Entre las cosas que le son propias y le agradan especialmente se encuentran la manteca de corojo, un elemento ritual utilizado para ungir sus herramientas sagradas y ofrecerle como ofrenda en sus altares. Además, se dice que Elegua disfruta de la jutía, un pequeño mamífero que habita en los bosques y se considera un manjar en la tradición afrocubana.

Estas preferencias no solo son un aspecto de su culto, sino también una forma de honrar y alimentar su energía, fortaleciendo así el vínculo entre el devoto y el orisha.

Ofrecer estos elementos a Elegua es una muestra de devoción y respeto, asegurando su favor y protección en la vida diaria del practicante.

Productos relacionados con Elegua